Nora es una cachorra de oso polar del Oregonian Zoo, en Estados Unidos. Esta pequeña osezna de 10 meses llegó nueva a este zoo en otoño y para que se aclimatará le prepararon una actividad de lo más divertida, una piscina de hielo. En el vídeo se puede ver como el hielo es su hábitat natural y su manera de jugar con el así lo demuestra. ¿Se puede estar más feliz?