Un ligre de 320 kilos criado en los EEUU ha sido comparado con un tigre prehistórico con dientes de sable. El felino de cinco años, llamado Apolo, es la descendencia híbrida de un león macho y un tigre hembra.

Las increíbles imágenes de los conservacionistas de animales Mike Holston y Kody Antle junto a Apollo en el Safari Myrtle Beach, Carolina del Sur, ponen en perspectiva lo enorme que es.

El ligre es el híbrido producto del cruce entre un león y una tigresa. Su aspecto es el de un gigantesco león con rayas de tigre difusas,su pelaje es entre el naranja y el amarillo. Al igual que los leones, los ligres machos desarrollan melena. Su nombre científico es Panthera leo × tigris.

Los híbridos raros surgieron por primera vez en la India en el siglo XIX y solo se encuentran en cautiverio, ya que los leones y los tigres viven separados en la naturaleza. Se cree que hay menos de 1.000 en el mundo.

Incluso entre ligres, Apollo es una rareza. Él y sus tres hermanos se convirtieron en los primeros ligres blancos del mundo cuando nacieron en diciembre de 2013 de un león macho blanco y un tigre hembra blanco.

Muchos están sorprendidos por la grandeza y la belleza de Apollo mientras que otros dicen que los ligres son una abominación que no debería existir ya que criar a la fuerza animales que no se criarían normalmente conduce a un montón de problemas.

VER MÁS: Salvaje ataque entre dos leones macho