Debido a la pandemia del coronavirus muchas cosas han ido cambiando poco a poco. En la fase final de la desescalada nos dirigimos ya hacia un nuevo tiempo que se ha venido en llamar ‘nueva normalidad’.

Lo que cambia con respecto a la situación precovid es la aplicación de ciertas normas para evitar contagios tales como uso obligatorio de mascarillas, geles hidroalcohólicos y desinfectantes o el famoso distanciamiento social.

Precisamente esta última, además de ser válida para toda persona, algunos dueños lo están aplicando a sus mascotas.

Es el caso de Graham Reed, un hombre británico que ha puesto distancia de por medio entre sus dos schnauzers miniatura, Mister Noodles y Wilfred Humphrey.

Pese a que por el momento no existe evidencia científica de que los perros puedan transmitir o contagiarse del coronavirus, ha decidido tomar precauciones.

Todo comenzó de forma inintencionada cuando Graham subió una foto a su perfil de Facebook con los dos perros separados. Fue entonces cuando la imagen se hizo viral y decidió utilizar el ejemplo para reflejar didácticamente el distanciamiento social.

"Son muy educados. Una vez que establecimos la rutina de hacer las fotos, parecía que supiesen que tienen que permanecer aparte", ha dicho en una entrevista a Daily Grazette.

Pincha en el vídeo para verlos.

VER MÁS: ¡Rescatado!