Nick Coole y su esposa Voirrey estaban de camino a Nueva York para celebrar su cumpleaños número 40, cuando sin previo aviso, fueron parados por la seguridad del aeropuerto. Ellos se habían preparado para ir con poco equipaje, y así poder tener espacio para traer souvenirs de vuelta a casa.

Pero no se dieron cuenta de que una de sus maletas de mano era un poco más pesada de lo que ellos pretendían. La seguridad del aeropuerto estaba bastante desconcertada y le preguntó varias veces a la pareja si esa maleta era de ellos.

La pareja fue llevada a una sala privada cerca de los escáners. Sin tener mucha idea de su detención y asustados por la posibilidad de perder el vuelo, a la esposa de Coole se le ocurrió una idea bastante bizarra sobre la situación: pensó inmediatamente en un gato.

Y cuando uno de los oficiales abrió la maleta, apareció cabreada Candy, la gata de 5 años de la pareja. Evidentemente, no quería que la dejaran fuera del viaje

"Una vez desapareció por dos semanas, y la encontraron en una ciudad diferente cuando nosotros estábamos de vacaciones. Pensamos que se metió dentro de una furgoneta es buenísima para meterse en lugares pequeños", aseguró Nick Coole a The Dodo

El personal del aeropuerto nunca había visto algo similar, pero entendieron rápidamente la divertida situación y les pusieron todas las facilidades para que no perdieran el vuelo.

Unos amigos de la pareja fueron a buscar a Candy y se lo llevaron justo a tiempo para que pudieran realizar su viaje. Posteriormente Nick decidió contar la historia en Facebook y colgar las divertidas fotos.

VER MÁS: Se esconde un invitado mortal en esta foto ¿Puedes verlo?