Riley es un perro muy inteligente que se apoya en la pared que rodea su propiedad para atraer a los transeúntes a jugar con él, e incluso dejará caer su pelota de tenis en el otro lado para que los extraños se la devuelvan. Un truco sencillo, pero impresionante para un perro y que parece funcionar el 100% de las veces.

El vídeo se volvió viral después de que lo compartieran en la popular cuenta We rate dogs donde lo han visto más de 10 millones de personas.

 

Incluso algunas personas comentaron el vídeo asegurando que Riley lleva años haciendo este truco.