Una mascota puede llegar a generar un sentimiento muy poderoso en el seno de una familia, como si se tratara de un miembro más.

Eso implica que todo lo que le pase tanto las alegrías por la parte buena como las penas que provocan sufrimiento, se vivan con una alta intensidad.

Precisamente mucho sufrimiento fue el que sintió Delon Pearson, un hombre de Liverpool, cuando se dio cuenta que le habían robado a su perra de raza Akita de 8 años en el jardín delantero de su casa.

Un hecho que provocó gran dolor para él y su hijo. Estuvieron casi un año sin ningún animal hasta que, trascurrido el tiempo, se animaron a tener otro.

Empezaron a buscar por Internet y fue entonces cuando inesperadamente Delon encontró a su perra Missy. Permanecía en el centro de acogida Skylor’s Animal Rescue en Dobshill, Flintshire, en Gales del Norte.

“Fue increíble, todo este tiempo buscándola sin ningún resultado y con una búsqueda en Google después de casi un año, logramos encontrarla. Verificamos el resultado varias veces, incluida la ampliación de la foto, y para nuestra sorpresa, fue nuestro querida perra", comentó Delon en una entrevista a Bored Panda.

El refugio había encontrado al animal sola y abandonada por sus secuestradores atada en un lavacoches en Manchester.

Después de hacer las comprobaciones necesarias y verificar que se trataba de su dueño, Delon y su hijo pudieron volver a reencontrarse de nuevo.