Liopardo » Gatitos

TRANSFORMACIÓN MILAGROSA

Esta perra abandonada tenía tanta hambre que se alimentaba de rocas y basura

Encontraron a Molly en los huesos y a punto de morir.

Publicidad

Liopardo | Madrid
| 06.04.2018 17:29

Cuando rescataron a Molly parecía que llevará tiempo viviendo sola, estaba en los huesos y cubierto de matas de pelo enredado.

Descubrieron numerosos objetos en su estómago, vivía comiendo rocas, restos de comida en la basura y estaba en los huesos.

“Era literalmente un esqueleto andante”, explico a The Dodo, Susan Nocito, que se encargó de cuidarlo hasta que pudo ser adoptado.

Por suerte no necesito ninguna operación para sobrevivir y tras recibir cuidados durante tres semanas estaba preparada para irse con su nueva familia.

Cheryl Sgroi, de New Jersey, la adoptado para siempre. Al principio estaba siempre en alerta y tenía miedo de todo pero ahora ya está cómoda y relajada.

Publicidad