Liopardo » Gatitos

EMOTIVO

Esta gata sorda se comunica con sus dueños mediante el lengua de signos

Kafka es una gata sorda de nacimiento que ha aprendido a comunicarse con sus dueños mediante lengua de signos.

Publicidad

Kafka es una gata sorda de nacimiento que forma parte de una familia de Newbury, Berkshire, Reino Unido. Gracias a sus dueños, su sordera nunca ha sido impedimento para hacer una vida normal, pues de ellos ha aprendido a comunicarse con lengua de signos.

James Dickenson, de 28 años, y su prometida, Jo, decidieron adoptar a Kafka como mascota el verano pasado, después de que se mudaran de un piso a una casa.

Su compromiso con la gata ha sido tal, que en todo este tiempo han estado enseñando a Kafka a comunicarse mediante lenguaje de signos.

Los gatos, incluidos los que oyen, son perfectamente capaces de aprender todo tipo de señas aplicando los principios del adiestramiento.

En el caso de los gatos sordos, el tacto y la vibración también son especialmente importantes. Un pisotón firme en el suelo utiliza la vibración para comunicar su presencia y hacer que mire a su alrededor en busca de la fuente.

Su comprensión del lenguaje de signos ha avanzado a pasos agigantados desde que nació y ya conoce los signos para la comida y es capaz de venir corriendo cuando la llamas", dijo James.

El olor de la comida despierta a un gato sordo

Nuestro protagonistas es un felino sordo que se despertó de su siesta al olor de la comida en su casa en Liberec, República Checa, en febrero de este año.

Jindra Hampl pensó que sería un placer despertar a Rosie, su gatita sorda, de una siesta con un poco de su atún favorito. El gatito profundamente dormido repentinamente cobró vida y comenzó a dar a conocer su presencia y su hambre, mientras intentaba que Jindra le diera la comida.

Jindra dijo: "Rosie estaba dormida y era hora de comer, así que fuimos a verla pero estaba soñando profundamente así que le pusimos una lata de comida en la nariz. AL instante se despertó e inmediatamente comenzó a maullar y saltar. Después de un tiempo, comencé a reír".

Publicidad