En el Pet Resource Center en Tampa, Florida, una cachorrita pequeña y sin pelo quedó en éxtasis cuando finalmente conoció a su nueva familia.

La perrita adorablemente no quería separarse de sus nuevos dueños después de que firmaran los papeles para sacarla de un refugio.

Fish, una mezcla de American Staffordshire Terrier, fue encontrada por Madison Sheriff y su novio cuando fueron a echar un vistazo al refugio local.

En el vídeo publicado en Instagram se puede ver como la perrita se vuelve loca y no deja de abrazar y besar a su dueño nada más conocerlo.

"Mi novio y yo nos enamoramos cuando la vimos acurrucada hecha una bola en su perrera. Se abrió paso hacia nosotros y nos llenó de afecto", dijo Sheriff en la página de Instagram de la perra.

Fish se está recuperando de una infestación grave de sarna por demodicosis, una enfermedad causada por ácaros que provoca pérdida de cabello y descamación entre otros síntomas.

Ella dijo: "La visité todos los días hasta que pudimos resolver algunas cosas en casa con nuestros otros animales, pero sabíamos que la necesitábamos".

Según la publicación de Instagram, Fish actualmente recibe tratamiento para su enfermedad, pero una vez este curado, irá a su nuevo hogar.

Sheriff dijo: "¡Una vez se recupere, Fish se unirá a una familia que le dará el amor que siempre mereció!

VER MÁS: Se niega a abandonar el lugar donde falleció su dueño