Una mascota en Estados Unidos acaba de ganar el concurso al perro más feo del mundo. Su nombre es Scamp The Tramp, como el personaje de Disney, y es un perrito rescatado en 2014 por una mujer llamada Yvonne Morones.

La mujer usó una aplicación en su movil, llamada Petfinder, conocida como el Tinder de los perros, y de esta forma, encontró a este perro abandonado en un refugio de animales en Los Ángeles justo a tiempo para que no fuera sacrificado.

 

"Se fue a casa conmigo en el auto y durante todo el camino se sentó a mi lado", dijo la señora Morones, compañera de este perro. Ella contó que durante el trayecto en la radio sonaba la canción "One Love" de Bob Marley, y que Scamp movía su cabeza haciendo bailar sus rastas.

El concurso fue celebrado en la Feria de Sonoma-Marin en Petaluma, California y la competencia reunió a 19 perros para enfrentarse por el dudoso honor.

La competición no está diseñada para burlarse de estos cachorros, si no todo lo contrarío, los organizadores quieren que se adopten más perros de los refugios para mascotas.

Los honores de segundo lugar fueron para un pequinés llamado Wild Thang, mientras que el tercero fue para Tostito, un chihuahua. Ambos perros tienen lenguas extrañas y caras caídas que les hacen parecer feos para la mayoría de personas.

VER MÁS: Un perro que canta opera