Un elefante persiguió a un leopardo desafortunado mientras estaba acechando a un impala para la cena.

Las imágenes tomadas por la fotógrafa naturalista Judy Lehmberg en el Parque Nacional Kruger, Sudáfrica, muestran al impala en un abrevadero, mientras que el gran felino espera agachado en la hierba cercana.

 

De pie, a varios metros de distancia, el elefante sopla su trompa, pero el leopardo esta demasiado concentrado y no reacciona al principio.

Pero cuando el elefante emite otro barrito y carga hacia el leopardo que termina escabulléndose al darse cuenta que ha sido descubierto.

Lehmberg dijo: "Sentí pena por que el leopardo que no consiguió cazar a su presa. Pero me hizo reír porque, tan pronto como vi al elefante, supe lo que sucedería".

Los elefantes odian a los leones y leopardos y no toleran su presencia.

VER MÁS: Un búfalo se enfrenta a siete leones