Un terrible alud costó la vida a cinco personas en Guatemala pero sin embargo un perro que pasó 18 horas bajo tierra logró salvarse gracias a sus insistentes ladridos. Huehuetenango, en Guatemala, sufrió un fuerte alud que destruyó siete casas y terminó con la vida de seis personas que, de no haber sido por la ayuda de un grupo rescate, hubieran sido muchas más. Pero este grupo de rescate no sólo salvo la vida de varias personas sino también de algunos animales como este perro que sobrevivió tras 18 horas enterrado. Fueron los fuertes ladridos del animal los que alertaron al equipo de rescate, quienes siguiendo el origen del sonido dieron con el animal atrapado y pudieron desenterrarlo.