Los animales callejeros son, con cierta diferencia, los que peor trato reciben en comparación con los domésticos y aquellos que viven en su hábitat natural.

En la mayoría de las ocasiones deben atravesar duras circunstancias para sobrevivir para finalmente acabar en algún lugar de acogida.

Precisamente eso es lo que le ha ocurrido a Potato, un pequeño gato que se ha vuelto viral tras lograr su adopción después de un largo proceso de enfermedad.

Potato padecía un adenoma ceruminoso grave en los canales auditivos y en las orejeras lo que le impedía oír bien y hacer vida normal.

Su vida estaba en las calles chinas hasta que un día fue encontrado solo y abandonado por unos rescatadores de animales.

Tras varias visitas al veterinario y comprobar que el problema no se tenía solución, decidieron extirpárselas para que dejara de sufrir.

Tras un gran sufrimiento, Potato ahora ha encontrado un hogar donde vive a gusto y feliz. Sus nuevos dueños desconocen información suya pero aun así eso no ha impedido que le cojan un gran cariño.

"Potato era un gato callejero, así que nadie sabe cuándo nació o cuántos años tiene", han dicho en Instagram.

Pincha en el vídeo para verle.

VER MÁS: ¡Devuelve el beso!