Un dueño se quedó sin reconocer a su propio perro, después de que un peluquero afeitara todo su pelaje cuando no entendió bien las instrucciones del propietario.

Nanuk, un samoyedo de siete años de Florida, EEUU, se quedó calvo e incluso necesitó usar crema solar y una chaqueta después de su corte de pelo sorpresa.

La propietaria, Carley Coca, de 28 años, dice que le pidió a su peluquero local un "recorte de su pelambrera", pero no pudo dejar de reírse cuando vio el resultado final.

Con todo su pelaje desaparecido, Nanuk parecía más un Bull Terrier británico que un esponjoso Samoyedo.

VER MÁS: ¡No puede parar de llorar!