Rodajia Welch de 22 años contó a Metro.co.uk que adoptó a Mimi, a su madre y al resto de la camada después de que su cuidadora, una mujer de avanzada edad, estuviera muy enferma como para darle los cuidados que necesitan.

"Cuando decidimos hacerle las orejas todo empezó por encontrarle un nombre, obviamente tenía que estar relacionado con orejas", explica Rodajia.

"Entonces mientras investigábamos mi novio Josh encontró Kemonomimi, que es una forma de cosplay donde los personajes tienen orejas de animal. Era perfecto porque ella no tiene orejas y puede ser lo que ella quiera ser", señaló la joven.

Rodajia explica que sólo lleva las orejas cuando esta con ella o cuando le está sacando fotos. Además nunca se las ata con un nudo por lo que si quisiera ella podría quitárselos muy fácilmente.