Un hombre que vivía solo en China decidió comprarse una mascota para tener compañía. Para ello busco en internet y decidió comprar un cachorro negro de que alguien vendía por un precio bastante razonable.

El hombre adquirió una bola de pelos negra, que según explica medio Shanghai Ist, él estaba convencido de que era un perrito.

 

Con el pasó el tiempo el cachorro crecía muy poco y además de que no hacía las cosas comunes que hacen los perros. La mascota empezó a parecerse a otra cosa completamente distinta a un perro.

Tras compartir su historia en un popular chat chino varios internautas le explicaron que el supuesto perro era en realidad una rata del bambú, un roedor que vive en el sur del país asiático y que es apreciado en la cocina local de la provincia de Guandong.

Rata de bambú | xw.qq.com

Después descubrir esos detalles, el hombre decidió ofrecer su mascota en adopción, alegando que no sabe cómo cuidar a una rata del bambú.