Cada día tenemos más series que ver y menos tiempo para verlas. Vivimos una época en la que no estar al día con "Juego de tronos" es como ser el raro al que no le gusta el fútbol. Hasta el sexo se complica con tanta serie, requieren tanta dedicación que se han convertido en un trabajo a tiempo completo, asegura Quique Peinado en Flooxer.