Kaktuar ha venido a 'La culpa' para mostrar sus descontento con Internet, un mundo lleno de posibilidades en el que le cortan las alas y sólo porque está mal visto amenazar a alguien de muerte por Twitter o subir fotos del funeral de tu madre a Instagram.