Seguro que te da rabia cuando comienzas con un ataque de hipo que no puedes controlar. Beber agua, que te den un susto y dejar de respirar son algunas de las técnicas más habituales para parar intentar para el hipo, aunque no siempre funcionan. Super Curioso nos trae en este vídeo de Flooxer el curioso caso de un hombre que se paso 68 años seguidos de su vida con un ataque de hipo.