Liopardo

Liopardo

Real academia del flow

Real academia del flow
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
En Ibiza la última moda es darse masajes con champagne a 600 € la botella. Dicen los que lo han probado que se te queda la piel muy suave. La masajista dice que es porque lo mezcla con un aceite pero los ricos dicen que no, que es por el champagne y que la masajista no tiene ni puta idea porque ellos son ricos y saben de estas cosas y que se calle y les siga sobando el lomo. Me recuerda a aquel cuento del emperador que iba en pelotas por la calle convencido de que iba vestido con una tela maravillosa. Aquí lo que pasa es que hay muchos emperadores y los de la plebe estamos caninos y a dos velas, y si alguien nos ofrece pasta por decir que tienen la piel suave, pues entramos en el juego, pero de cabeza. Yo la única vez que me echaron champán encima fue en la boda de mi prima Concha. Y para colmo era sidra el Gaitero. La piel se me quedó pegajosa y el vestido casi lo tuve que tirar. Es lo más cerca que he estado de tener glamour. Lo bueno que tenemos los pobres es que suplimos nuestras carencias con originalidad. Como no tenemos quién nos dore la píldora, nos hemos inventado palabras nuevas que ejercen de terapéutico elixir. Por ejemplo, mi novio ya no tiene panza cervecera, ahora es fofisano. Y yo no estoy gorda, estoy gordibuena. Bueno, en realidad él no es mi novio, es mi amigovio, que es una palabra que también es nueva. O sea, es mi pareja y nos llevamos bien aunque a veces me agobio.  

Imagen no disponible | Montaje

¿Sabéis que la Academia de la Lengua también ha aceptado papichulo? ¿Quién coño dirige la RAE? ¿PitBull? ¿Los Latin Kings? Veo a todos espanzaurrados en los sillones de piel, con su chándal y sus cadenas de oro, los pies encima de la mesa de caoba para lucir unas bambas súper horteras y una gorra de visera plana puesta de lado y todos “Ey brother, ya tu sabe, vamoh a suprimí loh asento poque no maclaro, brother”. Y el resto de miembros aprobando las propuestas chocando los puños y las manos y los pulgares con un “A-ja- A-ja. Yei”. Al final acabarán llamándola “Real Academia del Flow”. Os dejo que me voy a comprar un bañador nuevo, que no sé qué pasa que de un verano a otro me encogen. Debe ser la lycra. O el flow. El flow-agrás que me meto el resto del año jajajajaja Yei, yei. A-ja.

Imagen no disponible | Montaje

Señorita Puri | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.