Liopardo » Firmas

@NORCOREANO

De cómo empecé doblando barriles de uranio y llegué a Líder Supremo

La de @norcoreano y la de la hija de Amancio son vidas paralelas, él también empezó doblando barriles de uranio hasta llegar a Líder Supremo.

De cómo empecé doblando barriles de uranio y llegué a Líder Supremo

Getty Images De cómo empecé doblando barriles de uranio y llegué a Líder Supremo

Publicidad

Cuando ayer leí la historia de Marta Ortega, hija de Amancio Ortega, no pude evitar sentirme identificado. Marta ha sido nombrada presidenta de Inditex, empresa en la que empezó trabajando como dependienta en una tienda de Londres. Yo comencé apilando barriles de uranio en un soviet de Pyongyang y terminé de Líder Supremo. Vidas paralelas.

Los periódicos contaban ayer cómo Marta, en sus inicios, doblada ropa en un Zara de la capital inglesa, colgaba los blazers de flecos en las perchas y agujereaba los jeans con unas tijeras para que los comprasen las quinceañeras. De ahí fue escalando, pasito a pasito, escalón a escalón, con entusiasmo y firmeza, hasta ocupar el mismo puesto que ocupó su padre y (esto sí que ya es casualidad) en la misma empresa. La historia de Marta es clavadita a la mía. Padre era Líder Supremo de Corea cuando, después de repetir dos veces 3º de E.S.O., decidió matricularme en un FP de chapa y pintura mientras decía que no iba a ser nadie en la vida. Pues fíjate, Padre, que justo cuando iba a repetir el FP de chapa y pintura vino su desgraciada muerte y, ¿a que no adivina a quién vino a buscar el Partido para presentarse a las primarias y convertirse en Líder? Al que no iba a llegar a nada en la vida. Mucho rollo pero aquí el hijo llegó al mismo puesto que el Padre y más joven.

Eso es lo que demuestra que, como dice mi personal coach, persiguiendo tus sueños se consigue todo en la vida. No quiero ni imaginar la ilusión que le habrá hecho a Amancio ver como su niña llegaba a la cima entre decenas de miles de candidatos. Es una espina clavada que tengo, que a mí Padre no me viese ganar doce elecciones seguidas sin bajar del 103% del escrutinio.

Publicidad