La crisis por el coronavirus continúa y con ello la locura por adquirir ciertos productos que se creen absolutamente imprescindibles.

Bolsas de congelación, alimentos perecederos o los rollos de papel higiénicos son los principales desabastecidos.

Precisamente sobre la escasez de este último están tomando medidas en Japón. Como consecuencia de la crisis, los robos de papel higiénico se han generalizado y los dueños de las tiendas no saben qué hacer.

Ahora, se ha vuelto viral el remedio de Mink Itachibe, propietario de una tienda de productos básicos al que le desaparecían entre tres y cinco rollos diarios.

Para parar esta cleptomanía generalizada decidió por remedio dibujando en algunos rollos varios caracteres kanji (sistema de escritura japonés), como si de una maldición se tratase, con el objetivo de ahuyentar a los ladrones.

Debido a ello, Mink admite que ha funcionado perfectamente y que los robos se han reducido drásticamente.

"Como la gente estaba robando papel higiénico, quería que esto los sorprendiera por completo, y pensaran que podrían estar maldecidos. La gente es muy supersticiosa en Japón", ha explicado.

VER MÁS: El abrazo más esperado