Laura Pérez y su pareja llevan días preparando el equipaje. Ambos confian en que pasar un par de días en la habitación de al lado les permitirá desconectar y quizás animarse a practicar sexo.

"Ni saliamos a cenar, ni a bailar ni a nada. Esto no puede ser y tenemos que organizar algo para que no se pierda la ilusión", ha explicado Laura Pérez.

Aseguran que como la habitación tiene muebles más feos, algo de humedad y es más incomoda será una experiencia más rústica. Descubre toda la información de esta sorprendente noticia dándole al play al vídeo.