Fausto Figueiras acudió al centro médico Tecnum donde se sometió a la operación de boina para rejuvenecer. Tras muchos años viviendo incómodo con su aspecto por culpa de esta prenda de abrigo el anciano ha podido ponerse en manos de los mejores profesionales y cumplir el sueño de su vida.

Su boina estaba tan desgastada y arrugada que, ya desde hace años, le hacía parecer mucho más mayor. Este vecino de 83 años se ha quitado veinte años de encima y El Mundo Today tiene todos los detalles de la operación.