Ya fuera una queja de tipo técnico o una consulta Jaime Vázquez, un teleoperador de 24 años, contestaba siempre lo mismo a todo el mundo.

Este operador siempre respondía con "ok boomer" antes de colgar al cliente que estaba al otro lado del teléfono.

Esta expresión la usan los más jóvenes para mandar callar o menospreciar a las generaciones mayores y se ha puesto de moda en los últimos tiempos. Es una respuesta despectiva que se suele profir cuando alguien dice algo que suena anticuado o desfasado.

Descubre toda la información detrás de esta sorprendente noticia.