Los pobres de derechas argumentan que es el sueldo que pensó el político popular para los españoles y por tanto está bien pensado. Se niegan rotundamente a aceptar el dinero despilfarrado de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Manuel Sanromà, pobre de derechas, asegura que "Yo igual puedo llegar a fin de mes con el nuevo salario mínimo pero el país se va a hundir y las empresas no van a poder pagar".

Los españoles de derechas que cobran el salario mínimo han solicitado a la administración rechazar la subida salarial.

Descubre todos los detalles de esta noticia de la mano de El Mundo Today.