Los piojos son la mayor amenaza de la educación española y cada día hay más. Este peligroso molusco habita las cabezas de los más pequeños con la única intención de absorberles todo el conocimiento.

El primer paso es conocer la naturaleza y los puntos débiles de este enemigo capilar. Los piojos eligen los pelos limpios que huelen bien por lo que tienen preferencia por habitar las cabezas de las princesas con largas cabelleras del color del oro. Los únicos capacitados para desparasitar una cabellera así son un misterioso caballeros de otro reino o un poderoso brujo.

Pero si tu niño es un plebeyo normal te recomendamos que hagas lo siguiente, construir un muro alrededor de su cabeza y obligar a los piojos a pagarlo.

También puedes contratar a un guardia de seguridad que siga a tus hijos a todos partes y detenga a cualquier parasito que quiera entrar en sus cabelleras.

Descubre estos y otros trucos en este educativo vídeo de El Mundo Today.