El prestigioso empresario comienza así una expansión de su negocio con la que pretende convertirse en la principal opción de ocio en el mundo.

Hasta ahora Mauricio dominaba el sector costero gracias a las paradisíacas playas instaladas en las Islas Mauricio pero con la inauguración de su península también pretende hacerse con el mercado de las excursiones de interior.