"Yo no sé lo que han hecho pero me la han perdido y estoy seguro de haberla dejado aquí. Igual ha acabado en casa de otro pasajero en Honolulu o vete a saber dónde", ha dicho el afectado.

Desde Iberia han confirmado que la maleta no llegó a facturarse y tampoco entro en la cabina del avión. La aerolínea ha logrado extraviarla con un margen de antelación nunca antes visto.

Alfonso Sancho, portavoz de Iberia, ha asegurado que "por nuestra parte estamos haciendo todo lo posible, estamos buscando en los armarios del resto de pasajeros del vuelo y de momento no aparece. Pedimos paciencia, como siempre. Ya saldrá, seguramente cuando hayamos dejado de buscarla. Esto al final va así".

La megafonía de los aeropuertos ya aconseja que los pasajeros mantengan su equipaje alejado de los empleados de Iberia.