Todas las palabras que el mono académico ha propuesto incorporar al diccionario parecen combinaciones aleatorias de letras y son vocablos impronunciables.

La RAE pide paciencia y confía en que dejándolo el tiempo suficiente delante de la máquina de escribir el mono académico acabará escribiendo algo con sentido por azar.

Además creen que la incorporación aporta diversidad a la academia y permitirá al español evolucionar más rápido.

Descubre toda la información de esta noticia de El Mundo Today dándole play al vídeo.

VER MÁS: ¡Murcia está en alerta!