El Gobierno ha comprado 50 millones de narices con gafas por error. La gestión del gobierno a la hora de adquirir material sanitario con el que luchar contra el coronavirus sigue dando de que hablar. La semana pasada fueron los test defectuosos que llegaron de China y esta se han comprado millones de gafas de broma por error.

Pedro Sánchez se ha visto obligado a dejar de trabajar al incluir por error la Presidencia de España en la lista de actividades no esenciales.

Por último los españoles que viven solos confirman, en el idioma que se han inventado, que están llevando bien la cuarentena.

Descubre esta y otras noticias de la semana dándole al play.