El coronavirus ha obligado a suspender la Semana Santa pero a Dios no le ha gutado nada la noticia y ha decidido hacer público su enfado mediante un comunicado.

El Papa Francisco ha leído un texto enviado por el todopoderoso y ha explicado que Dios nos ha puesto a prueba, hemos fallado y pronto sufriremos las consecuencias.

Según el santo padre se avecinan todo tipo de catástrofes como castigo por cancelar la Semana Santa.

Descubre toda la información de esta noticia dándole al play al vídeo.