Has asumido que eres incapaz de estar a solas. Cuando estás contigo mismo las voces te susurran cosas horribles y no haces más que repasar tus defectos una y otra vez. Si necesitas amigos pero no sabes dónde encontrarlos sigue nuestros consejos porque llevas toda la vida haciéndolo mal.