Unas elecciones generales tienen una consecuencia ineludible, recibir más de un una tonelada de propaganda electoral por persona.

¿Qué es la publicidad electoral de la que todo el mundo habla? Son papeles similares a los folletos de ofertas con descuentos del supermercado pero que no ofrecen ningún producto o servicio.

Aunque la publicidad electoral es la más refinada expresión de la literatura, la fotografía y el cine son muchos ciudadanos los que prefieren no recibirla. El Mundo Today te explica como conseguirlo en este vídeo.