La asociación española de banca que a partir de ahora los cajeros que se hayan quedado sin dinero empezarán a contar chistes.

Las cola de personas ofendidas por los chistes ya superan a la cola de personas ofendidas por no poder acceder a su dinero.