Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

La última víctima de la Inquisición

Diostuitero nos cuenta la historia de la última víctima de la Inquisición española.

Francisco de Goya - Escena de Inquisición - Google Art Project

Wikipedia CC0 1.0 Universal Francisco de Goya - Escena de Inquisición - Google Art Project

Publicidad

La Inquisición no fue algo exclusivo de España y fue terrible, pero no menos que otras persecuciones religiosas que se produjeron en otros países europeos y que no arrastran tanta y tan mala fama. ¿Qué es lo que pasó?, ¡pues que la Inquisición Española duró nada menos que hasta 1834! Te lías, te lías, y te metes en pleno siglo XIX con un tribunal religioso de la Edad Media.

Su última víctima mortal fue una mujer, María Dolores López, conocida como "la beata Dolores", una religiosa sevillana, ciega, condenada por hereje y ejecutada el 24 de agosto de 1781 en la ciudad hispalense.

María Dolores era un muchacha de familia muy bien relacionada con el clero, tanto, que al quedar ciega la pobre con doce primaveras se fue a vivir con su confesor los cuatro años siguientes, con quien dormía todas las noches "para quitarle el frío".

Entró después en un convento y adquirió fama de mística. Hablaba con el Ángel Custodio y con el Niño Jesús, al que llamaba "el tiñosito", porque había confianza.

En Lucena mantuvo una relación escabrosa con otro confesor, que fue encarcelado. Volvió a Sevilla y estuvo pecando con otro, que tras doce años de relaciones la denunció a ella y a sí mismo. Corrían rumores de que María se relacionaba con el demonio y bebía un líquido mágico que le permitía poner huevos.

Por si era poco, a la pobre mujer le acusaron también de incurrir no en una herejía, sino en dos: molinosismo y el movimiento de los flagelantes. El molinosismo era una especie de cristianismo budista que proponía anular el yo y que practicaba un sacerdote llamado Molinos; y lo otro era una doctrina que afirmaba que la salvación se conseguía simplemente participando en procesiones, sin necesidad de la ayuda de la Iglesia católica. Algo así como cofrades a lo loco.

Total, que se inició el proceso inquisitorial contra María, y la mujer no se retractaba:

"Dijo que aun habia cometido las dichas deshonestidades, jamas las habiatenido ni tendria por pecado, porque todas las habia tenido por especial mandato de Dios,que le habia concedido que no cometiese vicio alguno para que lo sirviese con masperfeccion y pureza. Que cuando en el sesto precepto leia no fornicar, entendia nomurmurar ; qué por este motivo ignoraba por qué parian las casadas y no las doncellas, yque cuando hizo voto de castidad fué para ella voto de no casarse."

Incluso se puso en plan Niña del Exorcista y hubo que amordazarla para que no blasfemase, con el Padre Vega en plan Karras amenazándola con un crucifijo.

Al final como vio que la iban a quemar viva recobró un poco la cordura y solicitó confesión. Tras tres horas de confesión fue llevada al Prado de San Sebastián de Sevilla, donde estaba dispuesto el quemadero. A las cinco de la tarde, que es buena hora, se le dio garrote, y su cuerpo estuvo quemándose hasta las nueve. Después esparcieron sus cenizas y se fueron a tomar unos chatos.

EXTRA: La última persona ejecutada por hereje en España no fue María Dolores López, sino el maestro valenciano Cayetano Ripoll, en 1826, si bien éste no lo fue por la Inquisición, sino por la Junta de Fe de Valencia.

Publicidad