La Biblia es un libro que trata de un tipo que asesina a su propio hijo que es él mismo y a toda la humanidad. No contento con eso, el tipo va soltando una perlas de mucho cuidado.

1. Hay que matar a los homosexuales.

"Si un varón se acuesta con otro varón, como se hace con una mujer, ambos han cometido una abominación. Se les castigará con la muerte". (Levítico 20,13).

2. Puedes comprar esclavos de las naciones vecinas.

"Esclavos o esclavas propiamente dichos los compraréis de las naciones vecinas. Podréis adquirirlos también entre los criados que residen con vosotros, entre sus familias y entre los hijos que hayan tenido en vuestra tierra; éstos serán vuestra propiedad." ( Levítico 25,44).

3. El hombre dominará a la mujer.

"A la mujer le dijo: Multiplicaré los dolores de tu preñez, parirás tus hijos con dolor; desearás a tu marido, y él te dominará". (Génesis 3:16)

4. Los cojos, ciegos, mutilados o personas de baja estatura no pueden ser sacerdotes.

"Ninguno de tus descendientes que tenga un defecto corporal podrá presentar a su Dios la ofrenda del pan; sea ciego o cojo, con un miembro raquítico o hipertrofiado, lisiado de pies o manos, jorobado o enano, bisojo o sarnoso, tiñoso o eunuco."

(Levítico 21:17)

5. Si eres virgen y te violan, te casan con el violador.

"Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos; entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días". (Deuteronomio 22:28)

Y ojo, si estás comprometida con otro y te violan en la ciudad, te matarán a pedradas:

"Supongamos que un hombre conoce a una joven virgen que está comprometida para casarse y tiene relaciones sexuales con ella. Si tal cosa sucediera dentro de una ciudad, 24 deberás llevarlos a ambos hasta las puertas de esa ciudad y matarlos a pedradas. La mujer es culpable por no gritar para pedir ayuda." ( Deuteronomio 22, 23)

6. ¡Ojito con la ropa!

"La mujer no llevará vestidos de hombre ni el hombre llevará vestidos de mujer, pues quien obra así es abominable para el Señor tu Dios" ( Deuteronomio 22, 5)

"No llevarás un vestido con dos clases de tejido" ( Levítico 19,19)

7. Exterminarás a las naciones vecinas.

"Cuando el Señor tu Dios te los haya entregado, y tú los hayas derrotado, los consagrarás al exterminio. No harás pactos ni tendrás miramientos con ellos." ( Deuteronomio 7, 2)

También solté más perlas como que había que matar a todos los adúlteros, los magos, los que adorasen a otros dioses, blasfemasen, no obedeciesen a sus padres, comiesen cerdo o cualquier cosa que se me ocurriera; que no había que cortarse el pelo en redondo o hacerse tatuajes, que estaba prohibido casarse con extranjeros o incluso comer con ellos y mil cosas más, pero no os quiero aburrir. Que paséis un buen día y recordad que Dios es amor.