Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

Santa Gertrudis de Nivelles, la patrona de los gatos

La increíble historia de la santa patrona de los gatos.

Santa Gertrudis de Nivelles, la patrona de los gatos

Kattenkruid Wikipedia CC BY 3.0 Santa Gertrudis de Nivelles, la patrona de los gatos

Publicidad

Si tenéis gato, ya sabéis a quien rezar: a Gertrudis de Nivelles, una santa que en el siglo XV fue invocada contra diversas plagas de ratones que asolaron Países Bajos, Alsacia y Cataluña. Por ende, y especialmente desde finales del siglo XX, Gertrudis es invocada como santa patrona de los gatos, y se la suele ver representada junto a estos apreciados felinos.

Gertrudis era de familia de alta alcurnia, no en vano, es la tía abuela del mismísimo Carlomagno. Nació en Nivelles ( territorio franco, en la actual Bélgica), en el 626, y su padre era el mayordomo del palacio del rey de Austrasia Dagoberto I.

A los diez años el rey quiso casarla con el hijo de un duque, pero Gertrudis se opuso con todas sus fuerzas, no porque fuera muy joven ( era la Edad Media), sino porque a ella lo que le iba era la vida monástica.

La pobre niña tenía muchísimos pretendientes, a cada cual más pelma, así que su madre convirtió el castillo en que vivían en un convento, no fuera que la raptasen algún día. A la muerte de su buena madre, Gertrudis la sucedió como abadesa del convento, y dicen que era muy buena, muy culta y muy preocupada por los enfermos y los gatetes ( bueno, esto último lo digo yo, pero así es como se forjan las hagiografías, con pinceladas de por aquí y por allá que va añadiendo el personal, y hoy los gatos venden mogollón).

Dicen que Gertrudis hacía milagritos, y lo malo es que la pobre mujer se pasó un poco con las mortificaciones y el ayuno y se debilitó tanto que a los 33 años, la edad de Cristo, se fue al cielo. Menudo disgusto se llevaría cuando descubriese que todos los perros van al cielo, en lugar de los gatos.

Gertrudis es una santa sin papeles, ya que no fue canonizada de forma oficial. El Papa Clemente XII simplemente dijo que su día se debía celebrar el 17 de marzo, el mismo de San Patricio, patrón de Irlanda ( Gertrudis tenía muy buenas relaciones con los monjes irlandeses que cruzaban el charco) y arreglado.

Así que ya sabéis, si tenéis gato, rezad a Santa Gertrudis, yo ya lo estoy haciendo para que no me arañe el sillón.

Publicidad