Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

Santa Filomena, la santa que la lió parda

La increíble historia de una de las santas más controvertidas de la cristiandad.

Urna con el Santo Cuerpo de Santa Filomena en Mugnano del Cardinale

Wikipedia Jos-D.B1990 (CC BY-SA 4.0) Urna con el Santo Cuerpo de Santa Filomena en Mugnano del Cardinale

Publicidad

Su nombre se ha hecho famoso estos días: Filomena. Todos hablan de la que ha liado, pero pocos saben quién fue esta santa que ha dado nombre al temporal que ha asolado la península ibérica.

Santa Filomena es una de las santas más controvertidas de la cristiandad, tanto, que las discusiones relativas a su vida, historicidad y culto han dado lugar a lo que se conoce como "Cuestión Filoménica".

Esta buena mujer, joven y mártir, no fue registrada en ningún martirologio cristiano hasta el siglo XIX. El 25 de mayo de 1802, mientras se realizaban unas excavaciones en las catacumbas de Santa Priscila, en Roma, apareció una cripta con varias losas con los símbolos de la virginidad y el martirio ( una flor y una palma), tres flechas y una flor. Y una inscripción en latín que decía: "La paz esté contigo Filomena". Al abrir una de la losas apareció el esqueleto atravesado por flechas de una joven de unos doce o trece años, y al lado una vasija con lo que se interpretó podían ser restos de sangre seca, una costumbre de los primeros cristianos al sepultar a sus mártires, aunque otros dicen que son restos de perfumes.

A partir de ahí la imaginación se disparó, sobre todo la de una religiosa llamada María Luisa de Jesús, que dijo haber recibido en revelaciones la historia de Filomena: una hija de un rey de un estado de Grecia en guerra con el emperador de Roma Diocleciano nada menos, el cual se había quedado viudo y pidió la mano de Filomena pero ésta muy castamente se negó. El emperador insistió e insistió, la encandenó en su palacio imperial durante días, le clavó no sé cuántas flechas, la lanzó al fondo de un río atada a un ancla, pero ¡menuda era Filomena!, no me extraña que le hayan puesto su nombre a la peor nevada desde que se tienen registros. Filomena siempre sobrevivía, era como Terminator, hasta que al final le cortaron la cabeza y ya no pudo remontar la situación.

Esta leyenda hizo fortuna, y la historia de Santa Filomena se volvió muy popular. Pero tiene serios errores históricos, hagiográficos e incluso relativos al mismo relato. Por ejemplo: muestra a Filomena como una princesa griega nacida en el reino de Corfú, cuando en la época de Diocleciano ese reino hacía muchos años que no existía. Diocleciano aparece declarando la guerra a un territorio ¡que ya era suyo! Además este emperador no gobernaba desde Roma, como señala el relato, sino desde Rávena; no enviudó; el palacio imperial no tenían calabozos; las anclas eran objetos muy caros que no se desperdiciaban en ejecuciones; Filomena es una palabra griega que significa " la que ama el canto" y no "hija de la luz" como defiende la leyenda; el bautismo de niños que relata es una práctica que no comenzó hasta siglos después; hace un refrito de vidas de otros santos...

Hoy los hagiógrafos ( gente que se ocupa de la vida de los santos) reconocen la leyenda como una invención, pero defienden que la tumba de Filomena con su simbología es suficiente para venerar a esta joven y casta mártir que quedará asociada para siempre a la borrasca.

Publicidad