Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

¿Resucité al tercer día?

La Semana Santa es una fecha en la que tenéis vacaciones para celebrar que hace dos mil años cometisteis un asesinato. Mucho antes que Nietzsche, vosotros matasteis a Dios, si bien debo decir que fue en defensa propia, porque previamente Dios os mató a todos con un Diluvio.

Cristo crucificado

Pixabay Cristo crucificado

Publicidad

Dios es todo amor pero si no le amas hace que te quemes durante toda la eternidad en el infierno. ¿Rencoroso? Tal vez.

Dios decidió salvar a la humanidad de su propia ira ofreciéndose él en sacrificio ¡a sí mismo! Es un poco drástico, pero en aquellos tiempos el psicoanálisis no se había inventado. Por supuesto, sabía que iba a resucitar, porque si no, no lo habría hecho. Dios no es como es esos héroes de las películas que dan su vida por los demás sabiendo que no tienen otra de repuesto. Dios trabaja con red. Porque si no, esto sería un sin dios.

Jesús anunció que moriría y resucitaría "al tercer día". El Evangelio de Mateo 12:40 dice: "Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches."

Y diréis, si Jesús muere un viernes por la tarde ( la "hora novena" de la época, las tres de la tarde), ¡no estuvo muerto tres días y tres noches, sino dos!

Los romanos al hablar del calendario eran inclusivos, y contaban tanto el primer día como el último cuando se referían a un período de tiempo, así que lo de los tres días es verdad, pero ¡solo estuvo dos noches!, la del viernes y la del sábado, y no tres como dijo la profecía. Esto es algo que trae de cabeza a más de un intérprete de las Sagradas Escrituras, pero por más vueltas y explicaciones de diverso tipo que han inventado, la Tierra es terca dando su tradicional vuelta al sol y los números no cuadran.

No pasa nada, la fe lo resiste todo. No sería ésta la única vez que la Biblia tenga un error o una contradicción ( hay cientos, como sabéis bien los que habéis leído mi libro “La Biblia Según Dios”).

Los Evangelios hablan de tres días porque esta cifra es una de las más utilizadas en la Biblia: Jonás estuvo tres días dentro de la ballena, David estuvo escondido en el campo hasta el tercer día, Ezequías subió al cielo al tercer día, los hermanos de Dina vengaron a su hermana al tercer día, en época de José los hijos de Israel llegaron a sus ciudades al tercer día, al tercer día Dios bajó al monte Sinaí, Ester fue a ver al rey al tercer día…

Yo creo que los tres días es: uno para pensártelo, dos para ponerte guapo y otro para ir. En la Biblia las cosas no se hacen a tontas y a locas, se toma un tiempo, que por hacer las cosas rápido luego salen mal, como cuando hice el mundo, que teniendo toda la eternidad solo gasté seis días y mirad cómo está.

Espero que este artículo os haya sido de gran utilidad y que el año que viene la pandemia esté controlada y podáis crucificarme como siempre. Amén.

Publicidad