Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

No matarás

Diostuitero escribe sobre el más importante de los Diez Mandamientos.

Biblia

Pixabay Biblia

Publicidad

Recuerdo haber dicho eso en alguna parte. ¡Ah, sí, en los Diez Mandamientos! Iba en el quinto, justo en el medio. Supongo que por eso pasó más desapercibido. Tenía que haberlo puesto en el primero, o en el último, que son en los que se fija la gente.

 

Recuerdo también el día que dije aquello de poner la otra mejilla. Me dí la vuelta y ¡no había nadie escuchando! Supongo que a mi colega Alá le debió pasar lo mismo. El otro día, hablando con él, me dijo que el Islam era un religión de paz y que el Corán así lo decía. ¡Y ahora tenemos a nuestros seguidores matándose los unos a los otros!

 

"Quien mata a una persona sin que esta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad." Esto dice el Corán, el libro de mi colega Alá. "Amarás al prójimo como a ti mismo." dicen mis memorias, la Biblia. ¿Cómo es posible que se mate en nombre de dos religiones que hablan de amor? ¿Tenéis menos comprensión lectora que Ana Botella en clase de inglés?

 

A lo mejor es culpa nuestra, porque al lado de esos versículos y aleyas tan encomiables incluímos otros no tan pacíficos, donde llamábamos a la muerte del infiel y el impío.

 

En el pasado fueron los míos quienes iniciaron la Guerra Santa, con las Cruzadas. Entraron a cuchillo en ciudades enteras. Ahora son los suyos los que han empezado, llevándose por delante las Torres Gemelas y asesinando en Francia. Pero ellos dicen que no, que otra vez hemos vuelto a empezar nosotros, con nuestros bombardeos y nuestros Guantánamos y Abú Ghraib, y nosotros que ellos, con sus atentados terroristas y su fanatismo. Y fijáos qué ironía, que muchas veces os matan con armas que vosotros mismos les vendísteis.

 

Yo solo sé que una vez dije: "La violencia engendra violencia". Pero no puedo hablar muy alto. Yo mismo tampoco estoy libre de pecado: una vez estaba tan harto que exterminé a toda la humanidad con un diluvio. Y me pasé todo el Antiguo Testamento matando gente. No soy un buen ejemplo. Mahoma, el profeta de mi colega Alá, tampoco. Se pasó la vida guerreando. Quizá sea que Alá y yo estamos hechos a imagen y semejanza. De vosotros.

Publicidad