Ayer subió al Cielo un tipo que sentía verdadera devoción por Faulkner y que puso a José Sazatornil a pegar tiros al cielo vestido de Guardia Civil al grito de ¡Esto es un Sin Dios! Estoy hablando como ya sabéis de uno de mis ateos favoritos, el gran José Luis Cuerda, recordado para siempre como el autor de “Amanece que no es poco.”

Como homenaje a él, vaya este ránking de películas religiosas, que por supuesto, empiezo con otra de sus originales creaciones:

1. Así en el Cielo como en la Tierra.

Siempre hemos imaginado el cielo como un lugar azul y con nubecitas, vaporoso y etéreo. Pues no, en esta película de José Luis Cuerda el cielo no es el cielo, es un pequeño pueblo similar a uno de tantos que hay por la geografía castellana, y sus habitantes, San Pedro incluido, tienen que organizar a toda prisa el Juicio Final, y lo que es peor, con poco presupuesto. Delirante y entrañable.

2. Simón el estilita.

Recuerdo el impacto la primera vez que me topé con uno solo de sus fotogramas. Pensé, ¿qué narices es esto? Se trataba de una imagen en blanco y negro que mostraba a un escuálido y barbudo penitente subido a una altísima columna, el cual miraba desde arriba a una inocente y a la vez lasciva Silvia Pinal que desde abajo le sonreía con un corderito entre los brazos. Buñuel puro.

3. Dogma.

Dios es mujer y es Alanis Morissette. La prefiero mil veces a Morgan Freeman, la verdad. Kevin Smith, que venía de rodar la legendaria "Clerks", adelantó a la cuarta ola feminista por la izquierda.

4. El nuevo, nuevo Testamento.

En esta película Dios es un cincuentón amargado y miserable que vive en un piso de Bruselas y que disfruta jodiendo la vida a los demás. Es decir, muy parecido al de la Biblia, pero algo menos peligroso. Sin embargo, tiene una hija adolescente llamada Ea mucho menos obediente que Jesucristo y que amenaza con trastocar sus planes divinos.

5. El Nombre de la Rosa.

Esta peli ya la habéis visto todos y también todos decís que es mejor el libro, incluso los que no lo habéis leído. Mola porque salen unos monjes feísimos, Sean Connery borda a Guillermo de Baskerville y un jovencísimo Christian Slater pilla cacho con una bella aldeana.

6. Barrabás.

Cuando la vi tenía unos cinco años. No había oído hablar de esa historia. ¡La gente votó y votó mal! Desde entonces soy poco amigo de los referéndums. Mirad el Brexit.

7. La vida de Brian.

¡Jehová! ¡Pijus Magníficus! ¿Qué han hecho los romanos por nosotros! ¡Disidente! ¡Always look on the Bright Side of Life! Todo, absolutamente todo está en La Vida de Brian.