Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

Mark Twain, ateo y graciosito

Una selección de las mejores frases de Mark Twain sobre el cristianismo.

Mural de Mark Twain

Pixabay Mural de Mark Twain

Publicidad

Mark Twain, el famoso autor de Las aventuras de Tom Sawyer, era un graciosito bastante ateo que también escribió otro libro menos conocido titulado "Cartas desde la Tierra" en el que Satán, exiliado a la Tierra por Dios, se cartea con sus amigos arcángeles, cuestionando que si el Señor es tan bueno, ¿cómo es posible que unos seres hechos a su imagen y semejanza anden matándose aquí abajo?

Él mismo dio la respuesta en una de sus geniales frases: "Dios creó la guerra para que los estadounidenses aprendieran geografía."

Y es que Mark Twain fue un tipo de lo más ocurrente. Puso todo en cuestión "Nunca permití que la escuela interfiriera en mi educación" y además de sus libros nos legó decenas de sentencias plagadas de un humor lúcido y mordaz. La Iglesia y la religión fueron blancos habituales de sus críticas:

"Si Jesucristo naciese hoy no sería cristiano."

"Un hombre es aceptado en la iglesia por lo cree y expulsado por lo que sabe."

"La Biblia es quizás la biografía más difamatoria que haya sido impresa nunca. Hace de Nerón un ángel de luz por contraste."

"No son esas partes de la Biblia que no puedo entender las que me molestan, son las partes que entiendo."

"Satanás no tiene ni uno solo ayudante asalariado; la oposición emplea a un millón."

"Dios hizo al hombre al final de la semana, cuando ya estaba cansado."

Aunque nada creyente (también dio caña de lo lindo a la religión organizada en su novela póstuma "El forastero misterioso"), algo de profeta sí que tuvo. Nació con la llegada del cometa Halley en 1835, y vaticinó que moriría con su siguiente visita, en 1910. Un año antes había dejado escrito en su autobiografía:

"Vine al mundo con el cometa Halley en 1835. Vuelve de nuevo el próximo año, y espero marcharme con él. Será la mayor desilusión de mi vida si no me voy con el cometa Halley. El Todopoderoso ha dicho,sin duda: " Ahora están aquí estos dos fenómenos inexplicables; vinieron juntos, juntos deben partir." ¡Ah! Lo espero con impaciencia."

Y así fue. Twain falleció de un ataque al corazón la tarde del 21 de abril de 1910, el día antes del perihelio del retorno del cometa a la Tierra. Tuvo un fin estelar.

Publicidad