Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

Las leyes más absurdas del mundo

Diostuitero nos cuenta cuáles son algunas de las leyes más raras y extrañas que existen en el mundo.

Pixabay Las leyes más absurdas del mundo

Publicidad

Hay gente que no se toma en serio mis Diez Mandamientos, dicen que están anticuados, pero debo decir en mi defensa que comparadas con muchas de las vuestras, mis leyes no están tan mal, y sobre todo, han aguantado mucho mejor el paso del tiempo.

Estados Unidos, por ejemplo, presume de ser la cuna de las libertades, pero te vas a Vermont y resulta que allí las mujeres necesitan un permiso firmado de sus maridos para usar dentadura postiza. En Ohio es ilegal tener un pez borracho, y en Oklahoma está prohibido abrir una botella de refresco sin la supervisión de un ingeniero. En Washington es ilegal fingir que tus padres son ricos, y en Alabama llevar un bigote falso que cause risas en la iglesia. En Iowa los pianistas con un solo brazo deben actuar gratis.

En Europa van de guays, pero allí también siguen vigentes multitud de leyes absurdas. En York, Inglaterra, es legal asesinar a un escocés siempre que se encuentre dentro de las antiguas murallas y lleve arco y flechas. En Francia es ilegal ponerle a un cerdo el nombre de Napoleón. En Suiza no puedes tirar de la cadena después de las diez.

En Noruega el gobierno prohíbe vender licores que contengan 4,75% de alcohol los días de elecciones, ya que pueden destruir la lucidez mental de los votantes, como si la tuvieran sobrios. En el resto de países solo te puedes creer las promesas de los políticos si vas borracho.

No os libráis ni muertos, ya que en Sarpourenx, Francia, está prohibido palmarla si no tienes sitio reservado en el cementerio local. También es ilegal diñarla en el Parlamento británico.

El resto del mundo no está mucho mejor. En Singapur no puedes comer chicle. En Canadá no puedes regar el césped mientras llueve, y en Israel está prohibido meterse el dedo en la nariz los sábados. En Guinea Ecuatorial puedes ser fan de Friends, pero no ponerle a tu hija el nombre de Mónica, y en Baluchistán (Pakistán) los hombres no tienen necesidad de Tinder porque puedes cambiar a una hermana por una esposa.

Y así podría seguir hasta el infinito, porque vuestra tontería es así, infinita. Sed buenos.

VER MÁS: La cartas de San Pablo

Publicidad