Liopardo » Diostuitero

Liopardo

Las 7 iglesias más raras del mundo

Las 7 iglesias más raras del mundo

Vaticano

Wikimedia Vaticano

Publicidad

Los fieles de mi columna en liopardo ya estais familiarizados con las celebrities bíblicas, incluso conocéis a algún que otro Padre de la Iglesia, sabéis distinguir las herejías más famosas y los libros apócrifos que hay que quemar junto a esos herejes. Si vais a cualquier seminario os convalidan ya dos años de teología. Hoy voy a hablaros de arquitectura, que por algo me llaman el Gran Arquitecto del Universo. Vamos a hacer un recorrido por mis chalets más curiosos, ¿os parece?

1.Templo de Saint Michel d'Aiguilhe. Francia.

Comprendo que al estar yo en el Cielo os queráis poner de puntillas para estar más cerca de mí, pero esta vez se os ha ido de las manos. ¿A quién se le ocurre construir una iglesia en un cuello volcánico de 85 metros de altura? 268 escalones hay que subir, así es normal que ir a misa se os haga cada vez más cuesta arriba. ¿Y los discapacitados como acceden? ¿O creéis que los curo como en la Biblia? Eso sí, el resultado es bonito, parece la guinda de un pastel.

2. Iglesia Biete Ghiorgis. Lalibela, Etiopía.

O no llegáis, u os pasáis. Aquí tenemos el caso contrario, donde os dio por tallar una iglesia en mitad de una zanja. ¿Acaso queríais llegar hasta el infierno? Para más inri, la leyenda atribuye su construcción a San Jorge, e incluso a mí mismo. Ya os digo que yo trabajé seis días haciendo el mundo y desde entonces estoy jubilado. Y si no, preguntadle a Noé, que se tuvo que hacer el Arca con sus propias manos, y eso que el pobre ya contaba con más de 600 años.

3. Iglesias de Goreme, en Turquía.

Hay que reconocer que aquí os gastásteis poco en materiales. Aprovechasteis unos agujeros que habían excavado unos anacoretas que estaban como las cabras y montánteis un conjunto de iglesias de lo más original. Gran ejemplo contra la burbuja inmobiliaria.

4.Iglesia verde de Buenos Aires, Argentina.

También se conoce como la iglesia del Huerto de los Olivos. Empiezas un día a dejar crecer un poco la hiedra, luego se te pone enfermo el jardinero, te vas de vacaciones...y cuando quieres ver en lugar de iglesia tienes un huerto. A este paso al lado de las imágenes de santos aparecerá algún gnomo. Al menos es lo más parecido al Jardín del Edeń en cuanto a templos se refiere. Espero que no haya manzanas. Es la única iglesia que se fumiga. Aviso a los anarquistas: arde muy mal.

5. Iglesia Ortodoxa de Milwakee, en Estados Unidos.

¿Es una seta? ¿Una tarta? ¿Un ovni? ¿Acaso creen mis feligreses de esa localidad que soy un extraterrestre como Supermán? Y si no hay campanario, ¿desde dónde tiran a la cabra? Estoy muy confundido.

6. La iglesia de hielo de Rumanía.

No me gusta nada, porque al estar en la cruz en ropa interior ( el paño de pureza lo llaman) paso un frío de mil demonios. Además tenéis que reconstruirla todos los inviernos y sólo se puede acceder por un teleférico a 2000 metros de altura. Lo bonito es que la compartís los evangélicos, ortodoxos, católicos y protestantes. Seguro que a la salida hacéis guerras de religión con bolas de nieve.

7. Iglesia inflable. En Londres.

Para terminar, el colmo de los colmos. Sí, esta la he visto en Londres, pero como es portátil bien podría estar en Roma, en Burgos, en tu casa o en la playa. La ventaja es que es como yo, puede estar en todas partes. Te la puedes llevar a la playa. Las desventajas, que se te puede pinchar y que no puedes fumar dentro. Tampoco es apta para albergar retablos barrocos.

Publicidad