Liopardo » Diostuitero

Liopardo

Hoy en CELEBRITIES BÍBLICAS, un profeta fetén: ELISEOOOOOO

Entrevista de Diostuitero a Eliseo, profeta de la Biblia.

Biblia

Pixabay Biblia

Publicidad

En el mundo viejuno del Antiguo Testamento aparecen muchos profetas. Y, como en la vida, unos llevan la fama y otros cardan la lana. Todo el mundo habla del profeta Isaías, que predijo mi venida, o de Elías y su carro tuneado, pero en verdad os digo que Eliseo molaba mucho más. Hoy me acerco a su nube para entrevistarle. Le reconozco porque le da el sol en la calva y brilla de lejos.

Diostuitero: Buenos días, Eliseo, gracias por concederme esta entrevista.

Eliseo: De nada, gracias a tí por haberme creado y eso.

Diostuitero: Bien, comencemos. Tú eres el sucesor del profeta Elías, que te eligió personalmente. Dice mi libro que cuando te encontró estabas arando tú solito con una yunta de doce bueyes. ¿De dónde sacáste esa superfuerza, eres familia de Sansón?

Eliseo: Para nada. De hecho soy calvo. Acuérdate de ese pasaje tan bonito de tu libro en el que unos muchachos empezaron a burlarse de mi calvicie y tú mandaste unos osos que los despedazaron. Gracias, por cierto.

Diostuitero: De nada, hombre, para eso están los amigos. También separaste las aguas del río Jordán, multiplicaste panes para dar de comer a 100 hombres, multiplicaste el aceite de una vasija para una mujer pobre...

Eliseo: Sí, y mucha cosas más. Y además con visión empresarial, porque le llenamos varias tinajas a la mujer y pudo montar un negocio. Nunca entendí por qué no montaste una freiduría con tu facilidad para lo de los panes y peces.

Diostuitero: Estuve tentado, y también con lo de la licorería. Pero era hacer trampa y mi Padre me hubiera castigado.

Eliseo: Pero si te crucificó igual.

Diostuitero: Pues es verdad. Oye, también resucitaste al hijo de la mujer sunamita, curaste la lepra a un general, enviaste ceguera al ejército sirio...De verdad ¿ de dónde sacaste tantos superpoderes?

Eliseo: Te juro que no lo sé. Supongo que el manto ese con el que Elías me ungió tendría algo que ver. Pero vamos, que da igual. Ahora soy una de las figuras más olvidadas de toda la Biblia. Fíjate que gané batallas hasta después de muerto, como el Cid: al entrar en contacto con mis huesos, el cadáver de un hombre resucitó.

Diostuitero: Me dejas flipado. Bueno, me voy, que se me acaba el espacio para la entrevista.

Eliseo: Otro que pasa de mí. Adiós, Dios.

VER MÁS: Los mejores tuits de religión

Publicidad