Liopardo » Diostuitero

Liopardo

Hoy en celebrities bíblicas ¡Habacuc, el profeta volador!

Hoy en celebrities bíblicas ¡Habacuc, el profeta volador!

Biblia

Pixabay Biblia

Publicidad

Es un profeta muy desconocido, y eso que tiene un libro para él solo en la Biblia. Pero su momento estelar es su aparición justo al final del libro de otro profeta, Daniel, el que fue arrojado al foso de los leones. Cuenta la Biblia que estaba Habacuc tranquilamente en Judea. Acaba de preparar un rico guiso y de poner unos trozos de pan en un canastillo, y se dirigía al campo a llevárselo a los segadores. Pero se le apareció un ángel que iba de mi parte y le dijo que llevase el guiso a Daniel, a Babilonia, al foso de los leones. Habacuc flipó en colores y contestó que no sabía donde estaba el foso ese. Entonces, el ángel lo agarró por los pelos y lo llevó volando con la comida hasta el foso, y así Daniel pudo comer, porque llevaba seis días allí abajo y aunque milagrosamente los leones no se lo habían comido, él tampoco había probado bocado. Y claro, no iba a malgastar el milagro de los leones veganos y luego que se me muriese de hambre el profeta. A continuación, el ángel devolvió a Habacuc a su lugar de origen. Acabábamos de inventar el servicio de comida a domicilio. Hoy entrevisto a Habacuc para Liopardo. Me cuesta mucho trabajo dar con él, porque ha montado una franquicia de reparto de pizzas italianas en el Cielo y está constantemente volando hacia el Vaticano. Le pillo saltándose un semáforo en un cruce de nubes y le doy el alto. Habacuc: Perdóname, Dios, pero voy con prisa, que se me enfría la pizza, y esta es para San Pedro, y ya sabes que tiene muy mal genio. No quiero que me corte la oreja como a aquel soldado romano. Diostuitero: Quietecito, que aquí mando yo. Mira que te mando de repartidor al Infierno. Habacuc: Pues estoy en ello, Señor, con todo el respeto. Hay que ampliar el negocio, y, aprovechando que ahora el Papa es argentino, estoy pensando en montar un servicio de carnes a la parrilla. Estoy hablando con San Lorenzo a ver si me deja la suya. Diostuitero: ¡Tú no tienes vergüenza! ¡Como me entere yo de que haces negocios con el diablo te vas a enterar! ¿No viste lo que les pasó a los que vendieron su alma al diablo? Ese va de simpático y enrollado, y luego te la lía. Si no te lo crees, pregunta a Adán y Eva, que con la tontería de la manzana por su culpa fueron expulsados del Paraíso. Habacuc: Ya he hablado con ellos. Estamos montando una frutería. Por cierto, Señor, con todo el respeto, ¿qué te parece si, aprovechando tu poder multiplicador de panes y peces montamos a medias una freiduría? Diostuitero: ¡No tienes perdón de Dios! ¡Al Infierno ahora mismo! Habacuc: ¡Piénsatelo, sería el negocio del siglooooooooooo!

Publicidad