Liopardo » Diostuitero

Liopardo

Entrevista a Matusalén: ¿Cuál fue tu secreto para vivir tantos años?

Diostuitero entrevista a un personaje de la Biblia, Matusalén.

Biblia

Pixabay Biblia

Publicidad

Matusalén fue la persona más longeva de la historia de la humanidad. Vivió 969 años. Siempre quise preguntarle el secreto de su longevidad. Me dirijo a la residencia de ancianos de la planta de arriba del cielo y me lo encuentro echando pestes de las enfermeras y cagándose en el Gobierno, o sea, en mí. Me acerco y le saludo:

Diostuitero: Buenos días, Matusalén. ¿Cómo va todo? Vengo a entrevistarte.

Matusalén: Hola, joven - me dice, aunque yo me he aparecido en forma de Dios Padre, como siempre aquí arriba-. Discúlpame pero estoy un poco sordo, háblame por este otro oído. A partir de los ochocientos años perdí toda la audición del derecho. Tampoco veo nada, porque a los 700 años me aparecieron cataratas y como en aquella época no te operaban, pues a fastidiarse. Hasta los 600 estuve hecho un chaval, luego ya todo fueron achaques.

Diostuitero: Precisamente venía a preguntarte tu secreto para lograr vivir tantos años.

Matusalén: Pues lo que dice todo el mundo: fumar, beber y la mala vida. También dicen por ahí que mi destino era vivir hasta que mandases el diluvio, y que como eres tan bueno, te lo estuviste pensando muchos años antes de exterminar a la humanidad. Por cierto, vaya detallazo el de salvar a mi nieto Noé, muchas gracias.

Diostuitero: De nada. Pues no me acuerdo de esa tontería, pero bueno. ¿Algún truquillo más?

Matusalén: Sí, no ir nunca al médico. En cuanto vas, te detecta algo muy grave y te mueres.

Diostuitero: Lo mismo me dijeron los reyes sumero-babilónicos. ¿Sabes? Contaban su existencia por sares, y cada sar era 2500 años.

Matusalén: ¡No jodas que me han quitado el récord!

Diostuitero: No, tranquilo. Esos son paganos, no cuentan. Por cierto, ¿de qué te moriste?

Matusalén: De viejo, Señor, de viejo. También vi que estaba en una edad muy bonita para fallecer: 969. Es capicúa y el 69 siempre me trajo buenos recuerdos de mi libidinosa juventud. ¡Yo a los 400 estaba hecho un toro! ¿Te cuento todas las posturas que hacía con las esclavas?

Diostuitero: No, por favor, que hoy no estoy para confesiones. Me vuelvo con los ángeles, que no tienen sexo y están todo el día cantando mis alabanzas. Es que tengo la autoestima un poco baja.

Matusalén: Lo comprendo, no debe ser fácil ser el Creador de todo esto y que la gente diga que ni siquiera existes. Cuídate y si ves a alguno que me quiere quitar el récord, te lo cargas. Que con tanto avance de la medicina y la ciencia no me fío.

Diostuitero: Eso está hecho.

VER MÁS: Los mejores tuits de religión

VER MÁS: Las mejores cartas de San Pablo

Publicidad