Liopardo » Diostuitero

Liopardo

Diostuitero nos cuenta como fue realmente la Navidad. Él estuvo alli

Diostuitero nos cuenta como fue realmente la Navidad. Él estuvo alli

Biblia

Pixabay Biblia

Publicidad

La Navidad. ¿Qué es la Navidad? La Navidad es la celebración por todo lo alto en todos los centros comerciales del nacimiento en un pesebre de un niño pobre. Algo bien extraño, ¿verdad? Hoy doy marcha atrás en el tiempo y os cuento en directo cómo fue realmente mi venida al mundo. José y María están en una cueva. José dice que es un portal, pero María, que está bastante enfandada, no se lo acaba de creer. Han estado buscando posada por todo Belén y alrededores, pero estaban todas ocupadas. Ese fin de semana jugaba en casa el Real Belénl la final de la Copa del Rey Herodes y no cabía un alfiler en toda la ciudad. -¡Para qué narices nos has traído a Belén, José! ¿Es que no sabías que había partido? ¡Que estoy embarazada del hijo de Dios! Ahora va a nacer en un pesebre, como si fuera un ternero. Se va a enfadar y nos va a mandar diez plagas como a los pobres egipcios, ya verás. - Es que miré mal el calendario de la Liga. -¡Que es la Copa, pagafantas, la Copa! ¡Que no te enteras de nada! - (Al menos así se tragó el cuento de la paloma), piensa María, y se tranquiliza un poco. - Es igual, María, la estrella se ha posado justo encima de este portal, así que se ve que teníamos que venir aquí. -¡La estrella va donde vayamos nosotros! ¡Y es una cueva, una maldita cueva, no un portal! ¡Si me hubieses llevado al Hilton Jerusalén en vez de una estrella tendríamos cinco! Eres un perdedor, no sé por qué me casaría yo contigo, un vejestorio, yo que soy bendita entre todas las mujeres y Miss Galilea 18 Antes de Cristo. - Así que sigues empeñada en llamarle Cristo. A mí me gusta más Buda, es más comercial. -¡Dame paciencia, Señor! ¡Pero cómo vamos a ponerle el nombre de un tipo de otra religión! Si quieres, en casa le puedes llamar Jesús, que es más coloquial. ¡Pero nada de que se haga carpintero! Para mi hijo albergo planes más altos, por lo menos predicador, sanador, o sacerdote. ¡Qué menos, siendo Dios! -¡Claro, cómo se nota que tú no estás sola en la carpintería! ¡Tengo un trabajo de mil demonios! ¡Necesito un ayudante ya, que estos romanos no paran de encargarme cruces! Esta semana tengo 500 pedidos, y como me retrase en el envío al que crucifican es a mí. - Si es que no sabes trabajar bajo presión. ¡Mírame a mí, a punto de dar a luz al hijo de Dios y tan tranquila! Ahhhh – María empieza a quejarse, las contracciones son cada vez más fuertes. De pronto aparecen tres tipos sospechosos. Van vestidos con unos extraños trajes de los chinos y parecen traer tres regalos. -¡José, echa a esos tipos, que estoy aquí espatarrá a punto de parir y no estoy para visitas! -Ave, María. Somos los Reyes Magos, aunque vengamos vestidos de Carmena. Venimos a adorar al niño y ofrecerle nuestros presentes. -Me parece muy bien, ahhhh – otra contracción-. José, diles que dejen ahí los regalos y que se vayan. - Pero.... -Han traído oro, incienso y mirra, María – informa solícito José. - Que dejen el oro y se lleven las otras mierdas, ahhhhh. De pronto por el camino aparecen una hilera de unos doscientos pastores, todos dispuestos a adorar al hijo de Dios. -¡Ahhh! ¡ No puede ser! ¿Pero quién es toda esa gente? ¡José! ¿Has puesto un evento en Facebook, o qué pasa! ¡Así no hay quien para agusto! -Yo... avisé a unos amigos ... Inmediatamente empiezan a bajar ángeles del cielo, un helicóptero de La VI, y aparecen los primeros reporteros de AIIIMedia, encabezados por Cristina Pardum y el omnipresente Ferrerus, que anuncia un especial Natividad del Señor, con el hashtag #NatividadARV . Ana Pastor hace honor a su nombre y aparece entre la hilera de los doscientos pastorcillos. María no puede más y emplea todas sus fuerzas para dar el último y definitivo empujón. Acabo de nacer.

Publicidad