@DIOSTUITERO

@DIOSTUITERO

Dios e internet

La web cumple 30 años y como inventor de las fake news @diostuitero tiene mucho que decir.

@diostuitero | Madrid | 13/03/2019

Mirando Internet
Mirando Internet | Pixabay

La web cumple 30 años y como inventor de las fake news algo tendré que decir. Internet es como el nacimiento de la imprenta, un mal asunto para mi negocio. Gracias a la red, todo el mundo tiene acceso a la Biblia: problema, si la habéis leido sabréis que no salgo muy bien parado.

Luego está el santo ese, San Google, que me hace la competencia porque sabe tanto como yo. Lo mismo te ayuda a encontrar piso que te dice como arreglar la lavadora. Y, seamos sinceros, yo nunca he sido capaz de tanto. Además hace unos doodles muy graciosos.

Otro asunto: el porno. Estoy pensando en quitar el Sexto y Noveno Mandamiento, porque ya no los cumple ni Dios. Según desveló hace tiempo el portal TorrentFreak, entro lo más descargado en el propio Vaticano estaba el material pornográfico.

Antes estábais pendientes de la señal de Dios y ahora vuestro Dios es la señal de WiFi. Y ya no os puedo contar ninguna película porque le daríais un cero en Filmaffinity.

Una cosa buena sí tiene internet, y es la censura. Facebook, Instragram, Youtube, Twitter… son como Torquemadas modernos. ¡En cuanto publicas algo que no les gusta te cierran la cuenta!

Otro aspecto interesante es que te ofrece una nueva perspectiva del ser humano: es decir, es todavía más imbécil de lo que pensaba. ¿En serio hice tantos gilipollas? ¡Si es que son legión! ¿Para qué inventásteis el alfabeto si luego no hacéis más que poner faltas de ortografía? Y de la comprensión lectora mejor no hablemos.

Otra cosa buena de internet es que puedes ver la misa de la 2 en bucle, tantas veces como quieras. O montar un negocio, me habría forrado con un Take Away de panes y peces. Por no hablar de mi excelente vino, que habría obtenido unas reseñas maravillosas en las páginas especializadas.

El bueno de Judas se habría comprado algo en Amazon con las 30 monedas de plata que le dieron por mí, y no se habría suicidado, y San Pedro podría haber vendido en Wallapop la oreja que le cortó a aquel soldado en el Huerto de los Olivos. Además yo habría podido hacer algún Skype con mi Padre que está en los Cielos, que cuando estuve en la Tierra me tuvo totalmente abandonado.

En lugar de discípulos habría tenido followers, y en vez de crucificarme, me habrían bloqueado, que duele menos. Mis parábolas se habrían viralizado más rápido, y quien sabe si no me habrían ofrecido una serie en algún canal de pago. Seguro que habría acabado anunciando Fanta, de eso sí que no tengo duda.

Pero no, internet para mí ha llegado tarde. Os tenía que haber dado más inteligencia para haberla inventado antes, pero el cerebro del mono del que venís no da más de sí.

VER MÁS: Las mejores cartas de San Pablo

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.